• Inicio
  • Cursos y talleres
  • Temas de interés
  • Artículos
  • Contacto
 
 

 

   

Inicio

Facebook

Twitter

LinkedIn

Búsquedas en el sitio

Telefónos

Contacto

Inicio

Buenos Aires

Facebook

Twitter

Linkedin

Google +1

Buscar Teléfono Contacto

OPORTUNIDAD ÚNICA, CURSO GRATIS A DISTANCIA : 

TELECOBRADOR JUNIOR INFORMES E INSCRIPCIÓN

Capacitación en gestión de cobranzas. Capacitación y entrenamiento de cobradores. Capacitación para reducir los tiempos de cobranzas.

CURSOS Y TALLERES.

ÚNICOS EN EL MERCADO.

TOTALMENTE PRÁCTICOS

MÁS INFORMACIÓN  >>>

LECTURA RECOMENDADA:

LOS LIBROS DEL DR. EDUARDO  BUERO

Cómo conseguirlos

Como cobrarle a un deudor que no quiere pagar

Tercer libro

del Dr. Buero

NOVEDAD

Más info

Dr. EDUARDO JORGE BUERO

Especialista y disertante internacional en cobranzas

Ver currículum

Dr. Eduardo Jorge Buero, especialista y disertante internacional en cobranzas

CURSOS A DISTANCIA DICTADOS POR EL DR. BUERO >>>

¿Y con qué pago el Buen Fin?

 

 

 

CREDITO

Enrique Campos Suárez

Crédito, deudas. consumo y tarjetas de créditoFalta ver que de verdad los descuentos que las tiendas prometen para el fin de semana del 18 al 21 de este mes sean verdaderamente sorprendentes como dicen.

Que las cadenas comerciales superen sus promociones individuales y que los productos sean algo más que artículos de fin de temporada, mucho menos que se trate de saldos.

Y una vez que tengamos la certeza que, efectivamente, llegó el Viernes Negro a la mexicana, entonces sí a considerar algunas compritas para la temporada.

De entrada, los que pueden tener algún excedente en sus ingresos serán los burócratas, quienes contarán con una tercera parte de su aguinaldo para salir corriendo a las tiendas a surtirse con el Buen Fin.

El resto de los trabajadores tendrán que recurrir a sus ahorros o al crédito para poder aprovechar los tan anhelados descuentos.

Y justamente ahí surgirá la duda de con qué pagar las cuentas de las tiendas. ¿Cómo acercarse a la catártica experiencia de comprar barato y a manos llenas cuando la quincena apenas ajusta?

No han pasado tantos años desde que el mal uso del crédito al consumo se convirtió en un problema, no para los bancos, pero sí para muchas familias que al obtener plásticos por parte de las instituciones financieras de una manera muy sencilla no recibieron al mismo tiempo el instructivo para su uso responsable.

Fueron aquellos años en que los bancos aplicaron una especie de operación Rápido y Furioso, donde simplemente soltaron tarjetas de crédito sin control y luego le perdieron la pista a su uso responsable.

Muchas familias vieron comprometidos sus ingresos y su tranquilidad porque además los métodos de cobranza tomaban tonos de amenaza al tratarse de créditos que no tienen ninguna garantía.

Había casos de personas con ingresos cercanos a 10,000 pesos mensuales, con tarjetas con líneas de crédito de 100,000 pesos y saldos de 120,000 pesos. Los mínimos a pagar superaban sus quincenas.

Algunos se esforzaron para pagar lo que habían gastado de forma irresponsable. Otros lograron convenios con los bancos para pagar una parte de la deuda total y otros de plano dejaron de pagar y resistieron el embate de los despachos de cobranza.

Ésos fueron los años de la crisis. La enseñanza y la promesa desde entonces era inculcar entre los usuarios de los productos bancarios, sobre todo de consumo, una cultura financiera que hiciera clientes responsables.

Desde esos tiempos de la crisis del 2009 la cartera vencida del crédito al consumo vía tarjetas había disminuido constantemente.

Pero en meses recientes otra vez tuvo un repunte el Índice de Morosidad de las tarjetas de crédito, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Y es que, como sea, la cartera vencida de las tarjetas de crédito supera los 11,000 millones de pesos.

La morosidad en tarjetas de crédito representa 20% de la cartera vencida total de la banca comercial.

Hace unos meses, la Asociación de Bancos de México explicó que la cartera vencida había aumentado tras 23 meses de bajas como consecuencia de la Semana Santa. Y la verdad no sería buena idea que dentro de algunas semanas nos explicaran un nuevo aumento en la morosidad como consecuencia del Buen Fin.

Y es que va a ser una gran tentación haber guardado la tarjeta de crédito en el cajón con llave y sentirse tentado a sacarla para usarla durante el Buen Fin sin medir las consecuencias, todo por sentirse atraídos por los descuentos.

De hecho, los burócratas que tenían planes de usar el aguinaldo para pagar las deudas, como lo aconsejan los expertos en finanzas personales, ahora tendrán frente a sí la tentación de gastarlo en comprar lo que necesitan y lo que no también.

Es un hecho que en el mundo no son tiempos de ahorro, las políticas monetarias laxas en todo el mundo así lo indican. Los gobiernos y los bancos centrales esperan que los consumidores gasten y no junten recursos.

Eso está bien cuando las tasas son accesibles, pero cuando el Costo Anual Total de las tarjetas de crédito en México va de 40 a 80% la posibilidad de sobreendeudarse es muy alta.

Así que es positivo que se incentive el consumo, porque eso cierra un círculo virtuoso en la economía, pero cuando las fuentes de financiamiento no son las adecuadas puede resultar en un problema mayor en los meses por venir, cuando se pretenda cobrar el Buen Fin.

 

Fuente: http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-valores/2011/11/10/que-pago-buen-fin

 

 
 

www.cursosdecobranzas.com.ar

 
 

Diseño web Argentina Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web